Aranda de Duero da los primeros pasos para sumarse al movimiento Age Friendly

Presentación Urban Age Friendly en Aranda de Duero

¿Hasta qué punto es Aranda de Duero una ciudad “amigable” con las personas mayores? ¿Qué aspectos pueden mejorarse para facilitar la vida de los mayores de 65 años? Son algunas de las cuestiones a las que trata de dar respuesta el proyecto “Urban Age Friendly, promovido por los Cluster AEICE y SIVI.

Una iniciativa pionera, que se ha presentado en el salón de plenos del ayuntamiento de la ciudad burgalesa. Para el desarrollo del estudio inicial de la ciudad y de su grado de “amabilidad” para con los mayores, los promotores han contado con el apoyo de distintas entidades como la Fundación Santa María la Real, que ha puesto la experiencia de los técnicos de la Residencia Tercera Actividad, al servicio de este análisis.

Un primer paso, en el que también han colaborado la Fundación General de la Universidad de Valladolid o ASPAYM Castilla y León. La iniciativa se ha puesto en marcha en Aranda por la buena disposición que desde el primer momento mostró el consistorio para colaborar en su desarrollo.

No debemos olvidar que cada vez son más las ciudades europeas que se suman al movimiento Age Friendly, que se preocupan por crear entornos cómodos para los mayores. La esperanza de vida es cada vez más alta y, por ello también se incrementa considerablemente el número de mayores de 65 años en pueblos y ciudades, de hecho, en 2025 supondrán más del 21% de la población española, según un informe del Instituto Nacional de Estadística.

Aranda da así, un primer paso, para sumarse a este movimiento, con este estudio inicial que ha sido posible gracias a la financiación de la Junta de Castilla y León, Europa Impulsa Nuestro Crecimiento y el Fondo de Desarrollo Rural Europeo.

 

 

IMÁGENES: Un momento de la presentación del proyecto Urban Age Friendly en Aranda y fotografía de archivo de la Residencia Tercera Actividad.