Todo el románico de Salamanca en una nueva guía

La Fundación Santa María la Real acaba de publicar una nueva guía que recopila 133 testimonios románicos de la provincia de Salamanca, además de otros vestigios.

Coordinada por el historiador Antonio Ledesma, la publicación ha contado con la participación de María Eva Gutiérrez, José Luis Hernando, Raimundo Moreno, Michel Muñoz, Alejandro Piñel y Esperanza de los Reyes.

Con esta nueva obra se completa la colección de guías del románico de Castilla y León que la Fundación ha ido editando a lo largo del tiempo, como complemento y actualización de su famosa Enciclopedia.

 

“Esta nueva guía nace de la documentación gráfica y textual aglutinada en la Enciclopedia del Románico y reúne en sus páginas todos los vestigios de este arte censados en la provincia”, explicaba Pedro Luis Huerta, coordinador de publicaciones de la Fundación Santa María la Real, durante la presentación de la obra celebrada hoy en la catedral salmantina. “Sin embargo, hemos adaptado el tono científico y la información de la Enciclopedia a las características más divulgativas que se le supone a estos compendios de turismo cultural”, agrega.

Antonio Ledesma ha sido el encargado de coordinar esta nueva publicación, en la que, como bien señalaba “ha intervenido un equipo multidisciplinar de investigadores que no había participado en la elaboración del tomo de Salamanca de la Enciclopedia. Nuestro objetivo ha sido seleccionar a los diferentes especialistas que han ido emergiendo desde entonces vinculados al patrimonio medieval salmantino para darle un nuevo impulso y actualizar los contenidos, incorporando nuevos testimonios.

 

 

Esos investigadores han sido María Eva Gutiérrez, José Luis Hernando, Raimundo Moreno, Michel Muñoz, Alejandro Piñel y Esperanza de los Reyes. Entre todos han conseguido documentar 133 testimonios románicos distribuidos en la capital y en medio centenar de localidades de la provincia. La guía se completa con más de 320 imágenes e incluye un análisis exhaustivo de cada una de las obras, clasificadas tanto por orden alfabético como con arreglo a su interés artístico.   

El libro se completa con un apartado de “otros vestigios” con apuntes sobre edificios, quizá, menos conocidos o de menor entidad artística, pero que también merecen una visita o una reseña. Además, incorpora un mapa de localización, un índice toponímico por localidades, un glosario de términos y tres estudios introductorios.

 

 

Análisis del territorio y el románico salmantino

La historiadora María Eva Gutiérrez ha sido la encargada de elaborar los dos estudios iniciales, que contextualizan el románico salmantino y el territorio en el que se desarrolla. Recuerda así que durante los siglos del románico “el espacio actual de la provincia se organizó a través de un sistema de concejos. Una red de poblaciones de entidad con capacidad de acción política, económica, social y militar, que se encontraban bajo la protección y el control de la Corona”. Aclara, además, que en aquel momento, “no existía una unidad política que se correspondiese con la actual provincia de Salamanca. De hecho, en ciertos períodos de nuestra cronología distintas zonas, pertenecían a reinos diferentes. Mientras que la mayor parte era leonesa; el concejo de Béjar y su Tierra pertenecía a Castilla”.

En cuanto al número de testimonios románicos que se conservan en la provincia, inferior a la de otras limítrofes como Zamora o Segovia, la historiadora lo achaca al afán renovador que imperó en esta zona y que llevó a “levantar ex novo numerosas fábricas que sustituyen a las primitivas románicas”.

 

Arquitectura de ladrillo y murallas urbanas

Un capítulo aparte merece los numerosos testimonios de arquitectura en ladrillo. De su estudio se ha encargado Raimundo Moreno, quien data un conjunto de más de 30 iglesias construidas en ladrillo entre finales del siglo XII y el XIII. “A las que habría que sumar otras cinco ya desaparecidas, más otra totalmente transformada, como es la iglesia de Santiago del Arrabal en la capital”. Teniendo en cuenta estos datos, el románico en ladrillo supone más de un 50% del total. Eso sí, muchos de estos edificios, como se aclara en el libro, cuentan con una fábrica mixta que combina “ladrillo y piedra”.

Junto al románico de ladrillo, la nueva guía también se detiene a analizar las murallas urbanas que durante los siglos del románico protegieron a buena parte de las villas salmantinas “como una consecuencia más del proceso de repoblación iniciado por Alfonso VI entorno al año 1100”. En este caso, es Michel Muñoz quien se encarga de su estudio pormenorizado.

 

 

Número de ejemplares, puntos de venta y próximas publicaciones.

La guía, de la que se han editado 1.000 ejemplares, está ya a la venta al precio de 24 euros en librerías, tiendas especializadas y en la tienda online de la Fundación Santa María la Real. Con ellas se completa la colección de Castilla y León. Además, la Fundación ha publicado otras guías de Navarra, Guadalajara y La Rioja.

Paralelamente, la entidad ha iniciado otra colección más sencilla que lleva por título “Románico Imprescindible”, que recoge los testimonios más significativos de cada provincia, organizados en rutas. Por ahora de esta segunda colección se han publicado los títulos correspondientes a Cantabria, Palencia y Soria.

¿El próximo libro de la Fundación? Pedro Luis Huerta, coordinador de publicaciones, lo tiene muy claro y nos desvela algunos detalles. La obra recogerá una investigación del historiador José Arturo Salgado Pantoja sobre el arte románico en los despoblados de la provincia de Guadalajara, llevará por título “Raíces en la piedra” y se espera que pueda estar a la venta a finales de junio.