179 mujeres consiguen un empleo o retoman formación gracias a PEMCYL 2020

El Programa Empleo Mujer - Castilla y León 2020 (PEMCYL) concluyó en diciembre con un balance positivo y satisfactorio, ya que 179 de las 307 mujeres participantes han encontrado trabajo en diferentes sectores, han emprendido o ampliado sus estudios.

Esta quinta edición ha servido para consolidar PEMCYL como un innovador programa que permite mejorar la empleabilidad y favorecer la inserción sociolaboral de las mujeres de Castilla y León.

Una iniciativa de la Junta de Castilla y León, que desarrollamos a través de nuestra Área de Empleo y Emprendimiento.

Mejorar la empleabilidad y favorecer la inserción sociolaboral de mujeres en riesgo de exclusión social y con dificultades de acceso al mercado laboral de todas las provincias es el objetivo del programa PEMCYL, que dedica una línea específica de trabajo a la inserción sociolaboral de mujeres víctimas de violencia de género.

307 mujeres en desempleo, de entre 18 y 60 años, han participado de forma gratuita en la quinta edición de PEMCYL en Aguilar de Campoo, Aranda de Duero, Ávila, Burgos, Cistierna, León, La Pola de Gordón, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora. Con el asesoramiento y acompañamiento de técnicas especializadas del programa, han sido guiadas para realizar un completo calendario de actividades para mejorar su empleabilidad y perseguir su inserción laboral. De ellas, 179 (58,3%) han logrado un trabajo por cuenta ajena, han emprendido o ampliado su formación.

 

Experiencias positivas

Son mujeres que han estado desconectadas durante años del mercado laboral y ahora han tenido que recalcular su nueva ruta. “PEMCYL me ha ayudado a mantener un equilibrio, a enfocar mi búsqueda. Es el ancla que necesitaba para para poder seguir manteniendo el rumbo, buscar empleo y no desfallecer en el intento”, señala una participante de PEMCYL en Aranda de Duero (Burgos).

“PEMCYL nos tienden una ayuda próxima y humana para retomar nuestra vida”, apunta una participante de Aguilar de Campoo (Palencia). Destaca que le ha permitido tomar el control de su vida, “superar estigmas y establecer relaciones libres y sanas con un entorno seguro que ha empatizado con mi pasado y que me ayuda a brillar en el presente y futuro”.

El hecho de conocer la historia de otras mujeres en su misma situación y sentirse arropadas les ha ayudado a hablar sin temor y mejorar su autoestima para enfrentarse a próximos retos, como su futuro laboral. Así lo piensa una de las participantes de Ávila. “Necesitamos liberarnos de las cargas que llevamos dentro porque son muchos sentimientos y este programa me ha ayudado a expresarlos. Muchas mujeres se encierran en sí mismas, como yo, y les vendría bien participar para ver que no están solas”.

 

¡Descubre más!