Cáceres, una ciudad inteligente que no olvida su Patrimonio

Cáceres fue declarada en 1986 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Por ello y por otras muchas razones, en la ciudad saben bien del valor de sus monumentos y edificios históricos como ejes de desarrollo social y económico. Más de 700.000 turistas recorren sus calles cada año. Gestionar la fama, a veces, es complicado, sobre todo cuando has de compaginar las visitas y el uso turístico de algunos espacios con el día a día de los vecinos.

 

Para facilitar esta tarea el ayuntamiento de la ciudad ha puesto en marcha el proyecto “Cáceres Patrimonio Inteligente” dentro del Plan de Ciudades Inteligentes de Red.es. ¿El reto? Nada fácil, pero no imposible: mejorar la conservación del patrimonio cacereño, facilitando la vida a vecinos y visitantes e impulsando el tejido empresarial local. ¿Cómo lograrlo? Desde el conocimiento. Uniendo tecnología, capacidad de gestión y potencial turístico cultural.

 

Control online de la ciudad

Siguiendo esta premisa, el objetivo es que el ayuntamiento, como principal gestor de la ciudad, pueda integrarse en la solución tecnológica Onesait Government Cities, desarrollada por Minsait, compañía de la firma tecnológica Indra. De este modo, los técnicos podrán saber en todo momento y en tiempo real lo que acontece en las calles de Cáceres. Por ejemplo, que llega la Semana Santa y se prevé un incremento de pernoctaciones en la ciudad y un aumento considerable del número de turistas. No hay problema, desde el panel de control, podrán anticiparse y trazar planes de eficiencia energética para que el aumento en el consumo de servicios como agua, energía o basuras, no suponga, además, un incremento en la factura municipal.

 

 

Cuidando el patrimonio

La solución para una ciudad como Cáceres, no olvida el patrimonio y, para mejorar su conservación, cuenta con la experiencia de la Fundación Santa María la Real, a través de su empresa MHS. ¿Dónde ha actuado? En cuatro espacios emblemáticos del conjunto histórico cacereño: Torre Bujaco, concatedral de Santa María, centro de divulgación de la Semana Santa Cacereña y el museo municipal.

En cada uno de estos cuatro espacios, se ha desplegado una red de sensores y dispositivos adaptados a cada edificio capaces de controlar factores ambientales como temperatura, humedad o luminosidad u otros aspectos más relacionados con la seguridad o la eficiencia energética para que el ayuntamiento puede realizar una gestión inteligente y eficiente. En Torre Bujaco, por ejemplo, será posible saber cuántos turistas acceden cada día al edificio o qué salas son las más visitadas; igualmente, se facilitará una gestión inteligente del alumbrado para mejorar el recorrido nocturno por las instalaciones.

 

 

En la concatedral de Santa María, se mejorará la eficiencia energética y la comodidad de los fieles, mediante el control inteligente de los bancos calefactados instalados en la capilla del Sagrario y se medirán factores ambientales para incidir en la conservación preventiva del edificio y de los bienes que alberga.

En el centro de divulgación de la Semana Santa, se efectuará un control ambiental tanto del antiguo aljibe de la ciudad como de la zona donde se ubicaba la cisterna, hoy reconvertidas en salas expositivas. Al igual que en Torre Bujaco, al tratarse de un espacio muy visitado, se facilitará la gestión del flujo de visitantes y de la iluminación. Aunque, sin duda, lo más importante es que el ayuntamiento podrá configurar un control inteligente de la ventilación y calefacción del espacio del aljibe, para reducir los niveles de humedad. ¿Cómo?  Ajustando, cuando sea necesario, el algoritmo que actúa sobre una máquina de ventilación para introducir aire del exterior o encender el sistema de calefacción. Además, conocerán el nivel y conductividad del agua del aljibe para prevenir su inundación.

 

 

Mejora de la experiencia turística y activación del comercio local

“Cáceres Patrimonio Inteligente” va aún más allá, es un proyecto integral, que permitirá no solo mejorar la gestión de la ciudad, su eficiencia energética o la conservación preventiva del patrimonio, sino que también pondrá a disposición del visitante diferentes web, aplicaciones y dispositivos multimedia para mejorar su experiencia, sin olvidar otras fórmulas como un Open Data, una tarjeta virtual u otras iniciativas orientadas a activar el comercio local.

 

IMÁGENES: Diferentes momentos de la instalacion de sensores en Cáceres y visualización de datos de uno de los edificios monitorizados en el panel de control