Ciclo de conferencias sobre cultura medieval para Amigos del Patrimonio

Hemos organizado tres charlas online gratuitas para nuestra red de Amigos del Patrimonio. Las conferencias estarán impartidas por Cristina Párbole, historiadora del Centro Expositivo ROM: Románico y Territorio.

Hoy ha tenido lugar la primera de ellas, ‘La vida en tiempos del románico: ser hombre y mujer en la Edad Media’, que ha repasado el nacimiento, el matrimonio o la muerte en el Medievo.

El ciclo continuará en marzo, con otra charla para ‘Aprender a mirar el edificio románico’, y una tercera, en abril, en la que se analizará el ‘Arte y Sociedad en las rutas de peregrinación’.

Para asistir a las dos siguientes ponencias lo único que hay que hacer es sumarse a la red de Amigos del Patrimonio de la Fundación, a través de la tienda online de la entidad o en sus sedes de Aguilar, Valladolid y Madrid.

 

“En esta conferencia nos vamos a acercar a la vida de los hombres y las mujeres que construían y llenaban nuestras iglesias románicas. El románico se ha convertido en un documento perfectamente válido para aproximarnos a la mentalidad de la época medieval y su forma de entender el mundo”.

Con estas palabras comenzaba nuestra compañera, la hitoriadora Cristina Párbole, la primera de las tres conferencias que hemos programado, entre febrero y abril, para nuestra red de Amigos del Patrimonio. Una comunidad de pequeños mecenas que apoya con sus aportaciones los trabajos en favor del patrimonio que realizamos en la Fundación.

De momento, el ciclo consistirá en tres conferencias, de media hora de duración, en las que se hará una aproximación a diversos aspectos relacionados con la historia y la cultura de la Edad Media. Las ponencias son gratuitas y exclusivas para los miembros de la red de micromecenazgo.

 

 

Ser hombre y mujer en la Edad Media

Esta mañana ha tenido lugar la primera de las conferencias, titulada ‘La vida en tiempos del románico: ser hombre y mujer en la Edad Media’, que se ha estructurado en cuatro grandes bloques temáticos dedicados a la infancia; el matrimonio; el trabajo agrícola y la muerte durante el Medievo.

Para hablar de estos cuatro momentos “vitales”, Párbole se ha servido de multitud de ejemplos extraídos de la decoración pictórica y escultórica de varias iglesias románicas, así como en otro tipo de fuentes documentales, como pueden ser las Cantigas de Santa María, de Alfonso X El Sabio.

Así en la fase del nacimiento, se han analizado la iconografía del parto, el papel de las matronas, el proceso de “enfajamiento” de los bebés o la ceremonia del bautismo, que tan bien se ha reflejado en las pilas bautismales medievales como, por ejemplo, la de Colmenares de Ojeda.

 

 

El matrimonio y la “honesta copulatio”

El segundo bloque se ha centrado el matrimonio, entendido como “un contrato para salvaguardar y ampliar el patrimonio familiar”. Se trataba de un acuerdo o pacto entre los contrayentes “que nada tiene que ver con el concepto de amor tal y como lo entendemos hoy”. Esta concepción tiene su reflejo en la sexualidad del matrimonio, marcada por los conceptos de “Charitas coniugalis” y “honesta copulatio”, promovidos por la Iglesia y que limitaban el sexo marital a la mera procreación.

Para hablar del trabajo, Párbole se ha referido a los calendarios agrícolas, que sirven como “medición del tiempo” y a la vez nos hablan del modo de vida de un sector de la población medieval “sin historia”: los campesinos. Esta iconografía, que representa las diversas labores del campo, mes a mes, no es muy habitual, pero cuenta con notables ejemplos como el mensario del Panteón de los Reyes en San Isidoro de León; que la historiadora ha explicado con todo lujo de detalles.

 

 

El pesaje de almas o Psicostasis

El último de los apartados, el relativo a la muerte y la concepción del ‘más allá’ que tenía el hombre medieval, se ha analizado a través de “una de las iconografías más interesantes del románico: la Psicostasis o pesaje de almas”. Esta representación, que tiene su origen en el Antiguo Egipto y su famoso Libro de los Muertos, ha dejado en Palencia dos soberbios ejemplos: un capitel en Santa Cecilia de Vallespinoso de Aguilar y las pinturas murales de Santa Eulalia de Barrio Santa María.

 

¿Cómo asistir a las próximas conferencias?

El ciclo de conferencias continuará con otras dos charlas a cargo de la historiadora Cristina Párbole. La primera tendrá lugar el 11 de marzo y estará dedicada a ‘Aprender a mirar el edificio románico’, y una tercera, el 15 abril, en la que se analizará el ‘Arte y Sociedad en las rutas de peregrinación’, un tema que cobra especial relevancia en pleno Año Jacobeo.

Para asistir, lo único que hay que hacer es sumarse a la red de Amigos del Patrimonio de la Fundación, integrada ya por más de 2.000 personas y empresas que cada año colaboran con pequeñas o grandes aportaciones en la labor de difusión y dinamización del patrimonio que realiza la entidad. La aportación mínima son 50 euros anuales y la inscripción puede realizarse directamente, a través de la tienda online de la entidad (tienda.santamarialareal.org) o en las sedes de la Fundación de Aguilar de Campoo, Valladolid y Madrid.

 

¿Quieres participar en las siguientes actividades? ¡Súmate a nuestros Amigos del Patrimonio!

 

IMÁGENES: Altar de San Ramón de la Catedral de San Vicente de Roda de Isábena/ Monasterio de San Pedro de Villanueva en Cangas de Onís/ Pinturas de la Emita de Santa Eulalia de Barrio de Santa María