El ‘Programa Empleo-Mujer CyL’ consigue la inserción laboral de 224 mujeres

Además, se ha logrado implicar a otras 449 en procesos de formación y desarrollo de habilidades sociales. Una de cada tres mujeres que participan en este proyecto de innovación social destinado a favorecer la inserción de mujeres especialmente vulnerables o en riesgo de exclusión ha conseguido incorporarse ya al mercado laboral. 

Así, lo ha comprobado hoy la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, quien ha participado en la localidad palentina de Guardo en una de las sesiones del programa PEMCYL, desarrollado desde 2016 en colaboración con la Fundación Santa María la Real, para facilitar la inserción laboral de mujeres especialmente vulnerables o en riesgo de exclusión social, con especial incidencia en el ámbito rural.

Alicia García ha avanzado que, desde su puesta en marcha en 2016, un total de 673 mujeres han participado en el PEMCYL. De ellas, 224 se han incorporado al mercado laboral, lo que supone una de cada tres participantes, un 33 %. Este porcentaje de incorporación es algo mayor en el caso de las mujeres víctimas de violencia de género, con 357 participantes, de las que 137, el 40 %, se han logrado insertar laboralmente. Los buenos resultados obtenidos han llevado a la Junta no sólo a dar continuidad al programa sino a potenciarlo en su tercera edición, con nuevas líneas de actuación y mayor presupuesto con la intención de llegar a más mujeres y facilitar la participación de más empresas.

Desde su inicio en 2016, se han destinado al programa 430.000 euros, lo que ha permitido ir aumentando porgresivamente el número de participantes, pasando de 130 durante el primer año, a las 297 que han participado a lo largo de 2018. Junto a esto, año tras año se ha ido engrosando la red de empresarial de apoyo al proyecto, hasta llegar a un entramado de 320 empresas.

 

 

Tres líneas de acción

A esto se suma la ampliación de las líneas de actuación, que se concretan en tres: una primera dirigida prioritariamente a mujeres víctimas de violencia de género; una segunda dirigida a mujeres en situación de especial vulnerabilidad o de exclusión social y, como novedad en este año 2018, la tercera línea de actuación que está dirigida a las mujeres desempleadas que residen en algunos de los municipios pertenecientes a las cuencas mineras de la Comunidad.

Esta línea de actuación en municipios de cuencas mineras se ha desarrollado en los municipios de Villablino, en León, con la participación de 24 mujeres entre abril y julio, de las que nueve han conseguido insertarse laboralmente y, en Guardo, en Palencia, donde el grupo comenzó a trabajar en septiembre y se prolongará hasta diciembre, con la participación de 17 mujeres, de las que, por ahroa, dos han encontrado ya empleo. Otra de las novedades que incorpora el programa es un servicio de acompañamiento especializado para emprendedoras, para anliziar la viabilidad de las ideas de aquellas mujeres que muestren su interés por emprender o desarrollar un proyecto empresarial.

 

IMÁGENES: Diferentes momentos de la visita al grupo PEMCYL en la localidad  de Guardo. Archivo FSMLR