El proyecto SHCity, premiado en un concurso de storytelling del programa Interreg Sudoe

El proyecto Smart Heritage City (SHCity), que sirvió de modelo europeo e inicio para la transformación de Ávila en una ciudad patrimonial inteligente, ha obtenido el premio del público en la categoría de vídeo en un concurso de storytelling convocado en el marco del programa Interreg Sudoe.


Este concurso, convocado con motivo del Día Europeo de la Cooperación, cubría tres categorías: narración, fotografía y vídeo. Para determinar los ganadores, el conjunto de las obras ha sido sometido a un jurado integrado por miembros de la Secretaría Conjunta Sudoe y al voto del público.

En la categoría de vídeo, el ganador del voto del público ha sido el montaje presentado por el Ayuntamiento de Ávila del proyecto SH City, titulado ‘Smart Heritage City Cooperación Europa (SHCity) – SHCity Team´.

 

 

Finalista de los premios Ilucidare

El proyecto SHCity, además, es finalista en los premios europeos Ilucidare, convocados por el consorcio del mismo nombre, la Comisión Europea y Europa Nostra.

El galardón, que se dará a conocer en noviembre, reconoce el valor de proyectos sobresalientes en el ámbito del patrimonio. SHCity compite en la categoría de innovación con otros dos proyectos de cooperación desarrollados en los Países Bajos y Estonia.

Este proyecto sirvió para implementar en Ávila una plataforma tecnológica que facilita la gestión y conservación del conjunto histórico de la ciudad, declarado Patrimonio Mundial por la Unesco.

 

Equipo de trabajo SHCity frente a la muralla de Ávila

 

Equipo multidisciplinar de tres países 

La iniciativa, desarrollada dentro del programa Interreg Sudoe, supuso la colaboración de un equipo multidisciplinar de profesionales de España, Francia y Portugal, integrado por investigadores de la Fundación Santa María la Real, el Instituto Tecnológico AIDIMME, Centro Tecnológico Cartif, Faculdade de Ciências e Tecnologia da Universidade Nova de Lisboa, Nobatek y Centro Tecnológico Tecnalia.

Durante cerca de tres años de trabajo, se monitorizaron 29 espacios del conjunto histórico abulense en los que se desplegó una red de 215 sensores y dispositivos que controlan en tiempo real una veintena de parámetros ambientales o estructurales, así como otros relacionados con la seguridad, el consumo energético o el número de visitantes.

 

¡Pincha sobre el vídeo para verlo!