Gracias por vuestro compromiso

Resistiré, Yo le cuido tú quédate en casa

Estos días no hay abrazos, ni besos, pero sí roces de codo que expresan ánimo, que transmiten calor y dan apoyo. Las mascarillas, ese preciado bien que los protege frente a un enemigo invisible y pegajoso, no silencian sus sonrisas. Los guantes, frenan la expansión del virus, pero no dejan de transmitir el calor, el cariño y el respeto con el que los compañeros de Tercera Actividad siguen cuidando de las personas mayores que residen en nuestros centros.

Gracias por vuestro compromiso, porque, aunque forme parte de vuestro trabajo, habéis asumido la responsabilidad y habéis sido capaces de mantener el ánimo. Porque pese al cansancio, seguís poniendo todo vuestro corazón y vuestros sentidos en prestar una atención de calidad. Porque sabemos que, ahora mismo, para vosotros no hay días, ni horas; porque dejáis a vuestros padres, hermanos, hijos para cuidar de esa otra gran familia que habéis construido en nuestros centros.

Gracias también a ellos, a las personas mayores, porque, aunque estén aislados, aunque no tengan contacto con sus familias, aunque se sepan débiles frente al virus, cada día nos dan lecciones de vida y de experiencia: manteniendo el ánimo y la esperanza, quizá, porque han luchado y salido airosos de muchas batallas y está, al fin y al cabo, es otra más.

 

 

Gracias a vosotros, familias, tanto de residentes como de trabajadores. Por vuestra paciencia, por vuestras palabras de apoyo, por vuestra comprensión y confianza, por vuestra ayuda, porque sabemos lo difícil que es mantener la calma cuando no tienes cerca a tus seres queridos.

Gracias por los pequeños, grandes gestos: conseguir mascarillas, una casa de alquiler, hacer una llamada, publicar una oferta de empleo, preguntar cómo estamos… Gracias a esos compañeros de la Fundación, patronos y voluntarios que han echado el resto, se han arremangado y han arrimado el hombro, dejando todo a un lado, para situarse en primera línea de batalla.

GRACIAS, así con mayúsculas, a todos los que demostráis y defendéis como nosotros que “No hay edades, sino experiencias” porque la edad no debe ser una barrera para acceder a una atención de calidad.

#EsteVirusLoParamosUnidos #YoLeCuidoTúQuédateEnCasa #Resistiré #TodoVaASalirBien

#GRACIAS