La música del Codex Calixtinus se apodera este fin de semana de nuestra Fundación

Este fin de semana, nuestra Fundación se llenará de música gracias a las voces de los 9 alumnos y alumnas del Taller de Música Medieval que, dirigidos por Paloma Gutiérrez Arroyo, interpretarán los sonidos del Codex Calixtinus.

Esta actividad, en su vertiente teórica y práctica, tiene como objetivo iniciar a los alumnos en las primeras monodias escritas en la Edad Media, especialmente en aquellas que coinciden con el desarrollo del románico. Para lograrlo, cantarán piezas en latín, de temática sacra, y podrán estudiar la notación neumática, tanto desde la experiencia del intérprete (cantor) como del escriba (notator).

 

 

Este año, al igual que el pasado, el texto elegido será el famoso códice del siglo XII que se conserva en la Catedral de Santiago. “La envergadura del repertorio musical que contiene el Codex Calixtinus y su belleza nos invita a repetir tema, pero no las piezas que trabajaremos”, explica Gutiérrez Arroyo, reconocida especialista e intérprete de música medieval.

A lo largo de tres sesiones, los participantes aprenderán, por tradición oral, piezas monódicas y polifónicas; y se familiarizarán con la notación original a través de su lectura y de su copia. Además, también analizarán la construcción de cada pieza “para cantarlas conscientes de su texto, de su modalidad, y, en el caso de las polifonías, de las consonancias y disonancias entre las voces”.

 

 

Las Claves del Románico, ¡También online! 

Tras el taller de música medieval, la actividad formativa de la Fundación continuará el próximo fin de semana, con la celebración de la edición de septiembre del curso de Las Claves del Románico; que este año está centrado en el protagonismo de la mujer en el desarrrollo del románico.

 

La principal novedad de este curso es que, por primera vez en su historia, se podra asistir de manera telemática a las ponencias y coloquios, facilitando una mayor participación a pesar de la crisis sanitaria ocasionada por la covid 19. “A problemas excepcionales hay que dar respuestas a la altura”, ha explicado Pedro Luis Huerta, coordinador del programa de cursos de la Fundación Santa María la Real.